Como el verano ya está a la vuelta de la esquina, nunca está de más ir pensando qué hacer en las vacaciones. Por eso te traemos las 10 playas más bonitas de Alemania según un ranking elaborado por el portal web Skyscanner:

 

  1. Sylt

La isla más septentrional de Alemania, gracias a su diversidad, es conocida como “la Reina del Mar del Norte”. Al este de Sylt está el mar de Wadden (o de Frisia) y al oeste es donde están algunas de sus playas más hermosas. Con cerca de 40 kilómetros de largo, una playa de arena fina se extiende a lo largo de la costa oeste y ofrece un montón de espacio para los amantes de tostarse al sol. La amplia playa de Wenningstedter es ideal para las familias y luego hay playas con nombres tan exóticos como “Samoa” o “Zanzíbar”, con arena blanca. Como visitante, no te pierdas la puesta de sol vista desde el acantilado rojo de Kampen.

  1. Bahía de Lübeck

La bahía de Lübeck en el mar Báltico tiene las playas de Timmendorfer y de Scharbeutzer y, con poco más al norte, más allá de la playa Grömitzar (que está cerca de las preciosas dunas de Dhame), hay una gran cantidad de hermosas playas de arena. El sur de la playa de Pelzerhaken es donde la arena es más fina, no está demasiado abarrotada y le da el sol durante todo el día. Pero si quieres hacer algo más que tumbarte al sol, poder ir a ver los faros o dar un paseo por el muelle en Scharbeutz. Y si te da hambre, te recomendamos que comas en el pueblo pesquero de Sierksdorf, donde hay pescado fresco cada día.

  1. Usedom

Usedom ofrece 45 kilómetros de costa con hermosas playas de arena que serpentean alrededor de las muchas calas. Esta isla entre Alemania y Polonia tiene un promedio de 1.906 horas de sol al año y es el lugar más soleado del país. El turismo llega aquí atraído por sus famosos tres “Kaiserbäder” (los balnearios marítimos imperiales): Ahibeck, Heringsdorf y Bansin. Pese a lo popular del sitio, es posible encontrar lugares tranquilos y es un buen lugar para montar a caballo, ir en bicicleta, disfrutar de la naturaleza o la gastronomía.

  1. Sankt Peter-Ording

Gracias a un manantial de azufre Sankt Peter-Ording se ha ganado el título de “lugar de curación del Mar del Norte y del Azufre”. Con sus 12 kilómetros de playa bastante plana, cuando la marea es baja se puede andar un buen trecho hasta llegar al agua. El arenal es bastante popular entre turistas y practicantes de kite surf. Aunque suele estar llena, es posible encontrar lugares tranquilos y remotos, lejos del ruido, aunque no del azufre.

  1. Amrum

La isla del Mar del Norte de Amrum, justo al sur de Sylt, es la décima isla más grande de Alemania y bordea directamente con el Mar de Wadden. Tiene una superficie de unos 20 kilómetros cuadrados y cinco pueblos en su costa este: Wittdün, Nebel, Norddorf, Süddorf y Steenodde, mientras que la mitad oeste de la isla la ocupa una gran duna que llega hasta los 32 metros de alto.

  1. Hiddensee

Hiddensee sólo tiene una superficie de unos 17 kilómetros cuadrados y es un espacio totalmente libre de coches que sólo se puede explorar a pie, en bicicleta, a caballo o en un trenecito. Aquí te podrás olvidar de problemas como el aparcamiento o el tráfico. Toda la costa oeste de Hiddensee es una larga playa de arena rodeada de dunas y, en gran parte, intacta. Las secciones de playa en Vitte, Kloster y Neuendorf están protegidas y se limpian con regularidad. Quizás por eso esta zona es especialmente popular entre las familias. Y si te gusta el nudismo, hay zonas exclusivas para practicarlo.

  1. Juist

Juist es una de las siete islas habitadas de Frisia Oriental y está considerada una de las más bellas del Norte de Alemania. Quizás por eso, sus playas son perfectas. La isla tiene unos 17 kilómetros de largo en los que hay una playa larguísima de arena blanca totalmente accesible y perfecta para pasear. En Juist no están permitidos los coches, así que tendrás que moverte a caballo… ¡Toda una experiencia!

  1. Rügen

En esta isla los amantes de la playa tendrán la arena prácticamente a las puertas de casa. Es la isla más grande de Alemania y, como tal, ofrece cerca de 60 kilómetros de arenales, magníficos parques nacionales, balnearios llenos de vida y paisajes idílicos. De particular interés es la playa de Ostseebad Binz. Los acantilados de tiza de la fotografía son Patrimonio de la UNESCO y al igual que los antiguos bosques de hayas que lo rodean es un lugar increíble. Con cerca de 1.800 horas de sol al año Rügen es una de las regiones más soleadas de Alemania y en mayo las temperaturas pueden llegar a los 30 grados. Así que mejor llevarte la crema solar además de las gafas de sol, el bañador y la toalla.

  1. Rostock

Cerca de Rostock se pueden ver algunas playas bonitas del Mar Báltico. Por ejemplo, la playa de Warnemünde tiene hasta 80 metros de ancho y la calidad de su arena es celestial. Mientras que el complejo de vacaciones Graal-Müritz es puro relax. Esta región de Alemania proporciona una mezcla perfecta de mar y bosque, ideal para relajarte y desconectar. En primavera hay un colorido festival en el parque de los rododendros que crea un juego de colores de cuento de hadas.

  1. Los lagos de Bodensee y Chiemsee

No hace falta ir al mar Báltico o al del Norte para encontrar playas. El lago Chiemsee es “el mar de Baviera” y ofrece una variedad de playas bastante interesante. Mientras que el lago Bodensee es un lugar popular para tomar baños de sol durante la temporada de verano. Pero bueno, estos son sólo dos ejemplos de lo que se puede hacer en los muchísimos lagos de Alemania. ¿Te animas?

Fuente: https://www.skyscanner.es/noticias/las-10-playas-mas-bonitas-de-alemania