Wer ist dran? ¿A quién le toca? Hoy os voy a aconsejar juegos de alemán para regalar estas Navidades y que nos divirtamos en familia.

Muchos son mis alumnos que tienen ya hijos y me preguntan siempre cómo hacer para fomentar el aprendizaje del alemán de forma lúdica. Hoy quiero contarte algunos juegos que utilizo con mis hijas para practicar alemán y que seguro puede ser un buen regalo para estas Navidades.

Editorial Trialogo

¿Conoces la editorial Trialogo? Encontrarás un montón de juegos de mesa para fomentar la pronunciación, aumentar el vocabulario, practicar los artículos o los diferentes casos en alemán. Hay un juego específico para diferenciar el dativo del acusativo. Me encantan todas las propuestas que tiene esta editorial, aunque algunos de sus juegos son realmente caros.

¡HoppHopp-Satzbauspiel es de mis preferidos! Esta editorial trabaja mucho con los jardines de infantes y es recomendada por terapeutas del lenguaje.

Ravensburger

Los libros y juegos Tiptoi son un “MUSS” para cualquier niño. Si aún no lo tiene, es una de las primeras opciones de regalo para estas Navidades.

Consta de un lápiz que se puede utilizar tanto para los libros interactivos como los juegos de mesa o los nuevos puzzles. Hay una cantidad enorme de posibilidades.

Lo único que hay que tener en cuenta es que está pensado para niños que hablan alemán como lengua materna y muchas veces la edad no concuerda con el nivel de la lengua extranjera/segunda lengua de nuestros hijos. ¡Pero no desesperes! Seguro que tu hijo/a entenderá mucho más de lo que tú crees.

En mi caso, compramos hace unos meses el libro de “Mein Körperpara niños de 4 a 7 años y mi hija tiene 4. Al principio solo apoyaba el lápiz y escuchaba, tras unos minutos se cansaba y lo dejaba. Un par de semanas después empezó a repetir las palabras y a contarnos en español lo que escuchaba en alemán, ya se animaba a usar las otras funciones como cuando escucha las preguntas y con el lápiz tiene que indicar la respuesta correcta.

Los juegos de mesa como: Was ziehe ich an? (¿Qué me pongo hoy?) Para niños desde 2,5 años, fomenta la incorporación del vocabulario en edades tempranas. Hier wohne ich! Para practicar las diferentes partes de la casa y algunos muebles. Son juegos super sencillos y muy intuitivos para acompañar a los más pequeños.

Si tu niño/a se encuentra en el proceso de adquisición de la lectoescritura tal vez te interesen estos juegos:

“E-wie Elefant”, de 5 a 7 años: Ideal para aprender la primera letra de las palabras. Como te conté mi hija tiene 4, pero le encanta jugar a este juego de las letras. Por supuesto que aún no reconoce todas. Solo empezamos con las vocales y con algunas consonantes que ya conoce para formar las palabras con las que ya está familiarizada.

“Die Leseratte”, de 6 a 10 años: Es un lindo juego para aprender a leer. Tiene las sílabas diferenciadas por colores que ayuda mucho para practicar la conciencia fonológica.

“Wort für Wort”, de 6 a 9 años: Ya para los niños que leen palabras les recomiendo este juego. Aquí podrán leerlas, escribirlas y deletrearlas. Perfecto para sistematizar el vocabulario básico y también su ortografía. ¿Cómo suena una palabra? ¿Se escribe igual que como suena?

“Wir spielen Einkaufen”, de 4 a 7 años: Este juego es uno de los preferidos de mi hija. Simula un mercado típico alemán con sus puestos de venta de frutas, verduras y diferentes alimentos. Lo recomiendo para aprender expresiones como: ich hätte gern ….. Wie viel kostet ….? Hast du noch Geld? Wie viel macht das zusammen?

juegos de alemán de Verlag an der Ruh

Los juegos de cartas son imprescindibles en cualquier casa con niños. La editorial “Verlag an der Ruh” ofrece varios, pero estos 3 los recomiendo probar:

Antes de seguir recomendándote juegos para estas Navidades, debo decirte que por supuesto tus hijos mezclarán ambas lenguas, y que al proponer jugar en alemán implicará que los papás también tendrán que apoyar y guiar en el juego.

¿Pero no me digan que no es una manera genial de aprovechar y también practicar alemán?

Más opciones  de juegos de alemán

Igual para aquellos padres que se ven un poco superados por la lengua y prefieren siempre estar seguros y tener la solución les recomiendo que le echen un vistazo a estas dos opciones:

¿Conoces el juego de la caja de madera Lochkasten”? Los niños insertan una tarjeta con ejercicios y sus diferentes posibles respuestas en una caja de madera. Con un lápiz insertan la punta en el agujero de la tarjeta que creen es la respuesta correcta. Si la tarjeta sale, acertaron la respuesta y si no deben volver a intentarlo. Es una manera muy fácil de practicar alemán y fomentar la autonomía en el aprendizaje, ya que solo podrán quitar la tarjeta si resuelven bien el ejercicio.

Otro juego que no puedo dejar de nombrar es la serie deLÜK-Kasten”, de la editorial Wesremann. Lerne, Übe und Kontrolliere.
Aprende, practica y controla. Una excelente manera de practicar diferentes temas de gramática, como los artículos, las preposiciones, la conjugación de los verbos, etc.

Hay tres series:

  • Bambino-LÜK que consta de 6 piezas,
  • Mini-LÜK de 12 y el
  • LÜK normal que ya tiene 24.

Por supuesto, que a medida que tenga más piezas, la dificultad será mayor. Los cuadernos se compran aparte. Pero lo bueno de este método es que los niños pueden controlar si lo hicieron bien tan solo girando el tablero y observando si la figura se formó de manera correcta.

El juego es parte esencial de la vida cotidiana de nuestros hijos y te invito a que los acompañes también desde casa a jugar en alemán.

Te he dejado muchos consejos y posibilidades para que también aprendas divirtiéndote con ellos. ¡Estas Navidades serán tan diferentes, aprovecha para jugar y practicar un poco de alemán!