El primer viernes de agosto se celebra el día internacional de la cerveza.

Al descubrir esta fecha me hice la pregunta: ¿Y el Oktoberfest entonces qué es? Es la fiesta de la cerveza, que como todo el mundo sabe es la más internacional del pueblo germano, se festeja en octubre y aunque la más conocida es la de Munich, hay un Oktoberfest en cada ciudad y pueblo de Alemania.

Ahora bien ya que estamos en verano, ¿no me digas que no apetece más una cerveza ahora que en otoño?

“Prost!” o “¡Salud!”: La coletilla, que se utiliza en Alemania proviene del latín, “prosit” y se pronuncia mientras se entrechocan las bebidas, mirándose siempre a los ojos. ¡Cuidado con eso! Si no lo haces estarán volviendo a intentar brindar contigo hasta que les mires directamente a los ojos, “in die Augen”, en alemán.

Aquí puedes pedir una cerveza en un típico “Biergarten” (patio cervecero) de 0,3l, de 0,5 l o de 1l. Algo un poco raro para nosotros porque se nos “calienta”, pues lamento decirte querido lector, que aunque las temperaturas asciendan a 30 grados, jamás me sirvieron una cerveza bien fría en este país. También debes aprender a pedir una cerveza tirada: “vom Fass”. ¡Eso sí que es una maravilla!

Seguro que habrás escuchado más de una vez que los alemanes toman mucha cerveza. ¡Y es cierto!

De media cada alemán bebe más de 104 litros de cerveza por año. Tienen una enorme variedad y cada localidad elabora su estilo propio. Si te encuentras en la zona de colonia no puedes dejar de ir a tomar una “Kölsch”, por ejemplo en el restaurante “Gaffel am Dom”. Se sirven en unos vasos pequeños y el camarero pasa por las mesas cambiando los vasos. Anota en el posavasos cuantas has consumido. Aquí te dejo su web: www.gaffelamdom.de . Así que si estás de paso, qué mejor que celebrar el día de la cerveza probando una “Kölsch”.

Pero si te encuentras en Munich no puedes dejar de visitar el reconocido Hofbräuhhaus München. No solo por su bebida y comida, sino por la historia del lugar. Siempre hay conciertos en vivo con música típica y el ambiente es muy divertido. Los camareros están vestidos con los trajes típicos y siempre está repleto, así que en cuanto veas una mesa con algún asiento libre, no dudes en sentarte, ya que es muy habitual compartir mesa con otros comensales.

Las marcas de cerveza alemana más reconocidas

¿Te suenan algunas de estas marcas? Son algunas de las más reconocidas cervezas alemanas: Erdinger, Paulaner, Radeberger Pilsner, pero si estás en Bremen, verás que por todos lados ofrecen la cerveza Becks. Hay muchísimas opciones de cervezas, pero te recomiendo que si tienes ganas de probar algo diferente busques una Becks con lima, menta o Holunder.

Si tu plan es más de fiesta y te encuentras en Berlín entonces te puedo recomendar el bar “Aufsturz”. Se ubica en el antiguo barrio judío de Berlín, con más de cien tipos de cerveza: negra, tostada, sin gluten, sin alcohol, propia de la zona, etc. Casi todo lo que te puedas imaginar, muy seguramente podrás encontrarlo allí. Aunque jamás podrás dejar Berlín en verano sin probar “ La Berliner Weisse” llamada la “Champagne del norte”. Una cerveza alemana ligera que no tiene sensación de alcohol.

Como puedes ver, hay muchas opciones en cuanto a cervezas se refiere, sean cuales sean tus gustos, seguro que encuentras alguna que se adapta a ti. ¿Cuál es tu preferida? ¿Haz probado alguna que te haya llamado la atención? ¿Dónde vas a celebrar el día internacional de la cerveza? Puedes escribir un comentario así compartes tu experiencia con todos nosotros.

 

Fotografía: Anna Kapustina